¿Qué es realmente el aceite de árbol de té?

Es uno de los ingredientes más utilizados en productos de belleza coreanos pero ¿qué es y de dónde proviene? Y más importante aún: ¿debería utilizar productos que contengan este aceite? Esto es todo lo que tienes que saber sobre uno de los ingredientes más antiguos del mundo.

En realidad no se trata de un árbol. Científicamente está catalogado como una arbusto. El aceite de árbol de té se extrae de la destilación de las hojas de este arbusto originario de Australia. De ellas se obtiene el aceite esencial: un líquido transparente e incoloro, con miles de componentes en su interior. Principalmente son alcoholes naturales (¡de los buenos!).

No dudes en incorporarlo a tu rutina si tienes acné (por sensible que sea). Es la fórmula mágica para tratarlo: aceite de árbol de té, centella asiática y mucha constancia. Dermatólogos y científicos lo igualan al poder que tiene el peróxido de benzoílo para tratar el acné, uno de los ingredientes más comunes para eliminarlo. Así lo hace el estudio estudio de Department of Dermatology at Camperdown, New South Wales, Australia’s Royal Prince Alfred Hospital: solo el aceite de árbol de té previene, mejora y trata el acné con la misma efectividad que el peróxido de benzoílo pero, además, lo hace sin dañar las pieles sensibles.

Súper cicatrizante. Desafortunadamente, cuando el acné se trata y desaparece, suele dejar algunas manchas y pequeñísimas heridas que también necesitan cuidado. Evita el alcohol y los productos que deshidraten el rostro. El aceite de árbol de té se encarga también de tratar esas cicatrices de forma suave y sin llegar a pelar la piel, como sí lo hacen otros ingredientes más agresivos. Es por eso que el aceite de árbol de té no es solamente una forma de tratar el acné: es importante tenerlo en nuestra rutina incluso cuando ya no tengamos granitos. Sirve para evitar que reaparezca pero también para pieles grasas que puedan tener una tendencia a padecerlo.

Es antiséptico, antifúngico y antiobiótico. Sus propiedades tan increíbles lo hacen uno de los ingredientes más antiguos del mundo. Tanto en el pasado como ahora, se utiliza para proteger cualquier herida del contacto exterior, especialmente de los microbios. Protegen la zona con una pequeña película, manteniéndola bien aislada. De hecho, hoy en día suele utilizarse incluso para tratar cutículas y ayudar a cicatrizar tatuajes.

Puedes incorporarlo en un paso de tu rutina ¡o en todos! En nuestra tienda encontrarás muchos productos con este aceite esencial y seguro que ya le has puesto el ojo a alguno. Te recomendamos una sencilla rutina facial con una de nuestras novedades que ya se ha colocado en los top ventas de MiiN, la mascarilla de aceite de árbol de té de Leegeehaam:

Paso 1: Tea Tree Balancing Foam de aromatica

Paso 2: Tea Tree Balancing Toner de aromatica

Paso 3: Tea Tree Balancing Emulsion de aromatica

Paso 4: Tea Tree Soothing Mask de Leegeehaam

Paso 5: Centella Blemish Cream de Cosrx

0 comentarios